Tienda online de relojes

Un reloj, además de ser una joya que le da presencia y vistosidad a su portador, resulta un accesorio necesario en la vida diaria de las personas. Permite llevar el control de cómo invertimos el tiempo en los quehaceres cotidianos y permite llegar a tiempo a todo lo que nos propongamos.

Hasta no hace mucho, adquirir una de estas pequeñas maravillas mecánicas, solo era posible para ciertas clases sociales por su elevado coste. Ahora en la actualidad, adquirir un reloj está al alcance de todos no solo por la variedad de los precios, sino porque pueden ser adquiridos a través tanto de una tienda física como también a través de tiendas online.

¿Por qué comprar un reloj?

Ciertamente, no existe una respuesta única a este interrogante. Cada usuario, cada persona interesada en adquirir uno, tiene sus propias creencias y respuestas a esta pregunta. Entre los motivos más comunes destacaremos:

Lucir un buen reloj generalmente ayuda a subir la autoestima de quien lo lleva, ya que trasmite una sensación de estatus elevado.

Con el paso de los años, en lugar de perder su valor, estas piezas se revalorizan y puede llegar a costar una enorme fortuna, dependiendo de la marca, del modelo y del año de fabricación.

Si la inversión se hace en un reloj de lujo, éste nunca pasará de moda. De hecho, se convertirá en un clásico que podrás utilizar en ocasiones especiales o hasta para ir a trabajar, sin deslucir tu estilo. Si eres coleccionista, siempre querrás tener una nueva pieza que añadir a tu colección personal.

Suelen ser sinónimo de originalidad, sus diseños se adaptan a cada gusto, tanto si eres una persona de gusto clásico o moderno encontrarás un reloj para elegir

Preferencias de uso

Cada usuario emplea este accesorio según sus propias convicciones y costumbres. Aquí veremos los más comunes.

Mano izquierda o derecha

Cuando fue inventado este accesorio, su uso estaba destinado a la mano izquierda para que las personas diestras pudiesen darle cuerda al mecanismo del reloj, que fue el primero en salir al mercado. Pero cuando llegó el reloj automático y no estaba la necesidad de dar cuerda se cambió la posibilidad de usarlo en el lado derecho o izquierdo

Arriba o abajo

La norma establece que se debe llevar por la parte de arriba de la muñeca a fin de evitar que se raye o ensucie, pero existen quienes prefieren usarlo de manera contraria.

Brazalete

Todo dependerá del modelo del reloj. Existen algunos diseños que únicamente quedan bien con brazalete, ya que le aporta mayor distinción al modelo. Para estos casos es recomendable escuchar la opinión de los fabricantes o vendedores de relojes que conocen más sobre el asunto.

Apretado o suelto

En este aspecto no hay muchas opciones, el reloj debe quedar ajustado a la muñeca de la persona que lo lleva. Si queda muy flojo en el momento de mover sus manos el accesorio comenzará a moverse, causará ruido y será un elemento de distracción. Si por el contrario queda apretado,  se sentirá incomodad al llevarlo y no querrá tenerlo puesto más de dos horas.

Estilo

No todos los modelos existentes son adecuados para todas las ocasiones. Las preferencias entre un reloj grande o uno pequeño se adaptan a esto. Es necesario ser selectivos y saber cuándo utilizarlos, porque la imagen de un reloj representa a quien lo usa.  Por ejemplo, llevar un reloj de brazalete con ropa deportiva no es la opción más adecuada, en estos casos los relojes sport se adaptan más a este estilo.

¿Comprar un reloj tradicional o uno inteligente?

La variedad en la fabricación de los relojes es tal que existen modelos donde la tecnología es su principal atractivo. Sus funciones son claramente mejoradas a las de uno regular. Los primeros en ser creados podían hacer cálculos, traducciones y traían integrados mini juegos. En la actualidad, con ellos se puede dar la información actualizada del clima o bien conectarse a las redes sociales.

Adquiriendo un reloj inteligente se podrá:

. Resulta más rápido consultar la hora en el reloj que hacerlo en el teléfono. Vigilar el ritmo cardíaco, la respiración y contar la cantidad de pasos diarios. Conocer las calorías del desayuno. Estar al tanto del resultado del partido de tu equipo favorito. Geolocalización y verificación del tráfico. Rastrear la ruta de un paquete enviado o por recibir. Realizar llamadas, enviar mensajes de texto y revisar las redes sociales, además de las noticias.

Aunque su usabilidad es mayor que las de un reloj convencional, siempre será necesario contar con un reloj tradicional en un vestidor, porque aporta mayor presencia a quien lo porte y queda mejor combinado con un traje.

Recomendaciones para comprar relojes online

Además de la comodidad y accesibilidad, comprar productos por Internet representa un verdadero acto de confianza y más cuando se trata de un accesorio tan importante y a veces caro como un reloj. Es necesario que la tienda ofrezca diversos métodos de pago y que ofrezca la posibilidad de establecer contacto por distintos medios más allá del canal natural para ellos, que sería la plataforma.

El catálogo de fotos debe ser veraz, verídico y real, que no esté repleto de imágenes bajadas de Internet. Además de que los precios y características del accesorio deben estar junto a cada fotografía para que el cliente puede saber qué es lo que está adquiriendo realmente. Revisa los comentarios que dejan sus usuarios, este siempre será un buen indicativo de la confianza del sitio donde se está comprando.

Si encontramos precios realmente ridículos en artículos de alta gama, como un reloj de la marca Rolex a un precio sospechoso, conviene desconfiar del sitio. Estar atento a que la tienda acepte devoluciones por si el producto no satisface sus expectativas. Una buena tienda online de relojes debe ofrecer a sus clientes, garantía, calidad y protección necesario si sucede algo con el producto después de la compra.

Encuentra las mejores ofertas

Si estás en la búsqueda de una buena oferta, donde se pague lo justo en relación a calidad y durabilidad, continúa navegando por todas nuestras categorías. En ellas se puede encontrar una gran variedad de productos para mujeres, hombres y niños, de diversas marcas y precios. Navega por todas las opciones que ofrece esta tienda virtual, además podrás contar con asesoría y orientación sobre cuál es el modelo que mejor se adapte a sus exigencias.

Cuidados para alargar la vida del reloj

Hoy en día las opciones son múltiples, tanto en tamaño, color, coste, funcionalidad entre otros, lo importante, además de que el reloj funcione, es que cumpla con su función de dar una buena impresión y hacer destacar a quien lo usa. Por eso es necesario que más allá de escoger el reloj más caro, se elija uno acorde a su personalidad, porque el precio no vale de nada sino no sabe llevar con estilo. Por eso muchas veces es mejor comprar un modelo de bajo presupuesto pero que represente realmente el estilo de su dueño.

A continuación, se enumerará una serie de consejos sobre los cuidados que deben aplicarse a un reloj para que con el paso del tiempo, siga luciendo y brillando como cuando fue adquirido.

  • Trata de usarlos sólo en la muñeca que lo lleves. Llevar una pulsera o brazalete junto al reloj puede rallarlo o afectar negativamente a su brillo.
  • Límpialo periódicamente. El cepillado es necesario, la limpieza debe hacerse de forma suave, tanto en la corona como en el brazalete o correa. Si el material es de cuero o de piel se debe  evitar que entren en contacto con el agua, grasa o cosméticos ya que se manchan con mucha facilidad.
  • Sólo piezas originales. Los cambios de pila, en especial en los relojes con movimiento de cuarzo, deben ser realizados en centros oficiales, para que los especialistas sustituyan las juntas de origen. Tan pronto como se gaste una pila debe ser retirada de la corona porque puede causar desperfectos a largo plazo.
  • No pueden ser sometidos a temperaturas extremas o sumergirse bajo el agua, a menos que el reloj esté diseñado exclusivamente para este fin.
  • Acercar el dispositivo a las fuentes magnéticas no es muy recomendable. Influyen directamente en el movimiento del reloj.
  • Dormir con él puesto implica un desgaste rápido e innecesario del brazalete o la correa.
  • Haz evaluaciones periódicas donde pongas a prueba la hermeticidad del reloj, preferiblemente cada dos años.
  • También se debe verificar el aceite de los engranajes, porque una vez que este comience a fallar, el aceite se reseca y el reloj comienza a perder su funcionalidad.  Cuando se usa un reloj automático, los cambios de fecha y horario por la nueva estación se hacen de manera automática, no hay que hacer ajustes manuales porque pueden ocasionar daños en el mecanismo del reloj.

En el caso de los automáticos este tipo de exámenes  debe hacerse cada 4 ó 5 años, en los de cuarzo las revisiones se recomiendan con mayor tiempo porque en este caso las piezas no se desgastan con tanta facilidad.

Menú de cierre
×